Consejos generales

CONSEJOS GENERALES

1.- La preparación de la superficie es fundamental para el acabado final. Debe estar perfectamente lijada, limpia, seca y exenta de polvo y grasa.

2.- Remover perfectamente el bote antes de empezar a pintar.

3.- No pintar en días muy húmedos o lluviosos, ni a temperaturas inferiores a 5ºC. Tampoco con excesivo calor ni directamente bajo el Sol si es posible.

4.- Entre mano y mano dejar secar la pintura completamente.

5.- Limpiar los utensilios antes de que se seque la pintura.

6.- Recomendamos pinturas acrílicas ya que se limpian y diluyen con agua y actualmente tienen excelente resistencia y elasticidad.

7.- Es muy importante remover (no agitar) a conciencia la pintura. De lo contrario puede que se vean diferencias de tono.

8.- Antes de empezar a pintar es muy conveniente hacer alguna prueba en un lugar no visible o, mejor aun, en una muestra. En paredes, si se van a pintar de color, conviene primero pintar varias muestras con colores en la propia pared para decidirnos por uno.

 

PAREDES Y TECHOS

1.- Si la superficie es nueva, eliminar el polvo y las florescencias, y si está pintada, lavar con agua y detergente.

2.- Tapar fisuras y grietas con pasta tapagrietas. Cuando seque, podemos lijar con lija 00 para enrasar. También podemos lijar la pared entera si está muy irregular y queremos dejarla más lisa.

3.- Si la superficie es nueva aplicar una selladora antes de pintar.

4.- Proteger con cinta de pintor los enchufes, marcos de puertas y ventanas, apliques, rodapiés, etc.

5.- Elegir el tipo de rodillo. Rodillo de lana o sintético de pelo corto (paredes lisas), de lana o sintético y pelo largo (si se ha dado gotelé). También será necesaria una brocha redonda con punta para esquinas y rincones y una brocha normal si hubiese molduras (en techos, etc).

6.- Elegir el tipo de pintura (temple o plástica) y empezar a pintar con brocha los ángulos y zonas adyacentes de marcos puertas, rodapiés, etc. También conviene dar un brochazo a las zonas emplastecidas para evitar que chupen la pintura después. A continuación, con el rodillo bien escurrido empezaremos a pintar por el techo repartiendo uniformemente la pintura. Después seguiremos con las paredes repasando por último de arriba hacia abajo para un acabado perfecto. Dejar secar completamente entre mano y mano. Con temple no podremos pintar sobre pintura plástica, pero con pintura plástica podremos pintar sobre la plástica anterior o sobre temple. Nuestra recomendación es la pintura plástica, además de por lo anterior, por ser totalmente lavable.

 

MADERAS

1.- Frotar la superficie con la lana de acero (número 00 ó 000) en el sentido de la veta y eliminar el polvo por aspiración o soplado.

2.– Dar una o dos manos de selladora lijando después de cada una con lija del número 360. Dejar secar completamente entre mano y mano.

3.– Dar cuantas manos se necesiten de pintura uniformemente con rodillo de fibra o pelo corto para esmaltar (superficies grandes), brocha de esmaltar (superficies pequeñas) o pincel (recovecos y objetos pequeños). Dejar secar completamente entre mano y mano.

 

METALES (HIERROS Y ACEROS)

1.- Cepillar con un cepillo de púas de acero, incidiendo especialmente en las zonas oxidadas. También lo podemos hacer con un taladro acoplándole un cepillo de alambre.

2.- Limpiar y desengrasar la superficie con disolvente universal.

3.- Dar una o dos capas de imprimación (minio) el mismo día del cepillado. Dejar secar completamente entre mano y mano.

4.- Elegir el tipo de esmalte, brillante, satinado o mate. Este último no está indicado para exteriores. Hoy en día existen pinturas especiales que no necesitan imprimación de minio. También podemos dar un acabado tipo forja, martelé, efecto madera o aluminio con productos específicos. Dejar secar completamente entre mano y mano. Utilizar brocha, rodillo o pistola. Dar las manos necesarias hasta que el acabado sea bueno.

 

SUPERFICIES DE DIFÍCIL ADHERENCIA

Para poder pintar con buenos resultados en superficies de difícil adherencia como galvanizados, latón, zinc, aluminio, cobre, PVC, plástico rígido, melamina, formica, etc) se deben utilizar imprimaciones especiales como por ejemplo la PREPARACIÓN MULTIUSO de la marca Bruguer. Es una imprimación antioxidante (en metales) y un fondo de adhesión (en materiales de difícil adherencia) que permite la aplicación posterior de esmaltes sintéticos y acrílicos. Se puede utilizar también en cualquier otro material (acero, madera, etc).

1.- Limpiar bien las superficie con disolvente universal si se trata de metales y con agua y jabón en caso de superficies plásticas (PVC, melamina, formica, etc). También podemos lijar suavemente para matizar la superficie y mejorar el agarre de la imprimación.

2.- Aplicar con brocha la imprimación para superficies difíciles y esperar a que seque.

3.- Si la imprimación no ha quedado completamente lisa puede lijar suavemente la superficie y eliminar el polvo generado por aspiración, soplado o con una gamuza húmeda.

4.- Empezar a pintar con brocha para esmaltar y un esmalte de calidad. Dar las manos necesarias esperando que la pintura seque completamente entre mano y mano. También podemos utilizar rodillo de esmaltar, y para un resultado óptimo, pistola.

 

Print Friendly
Translate »

Copyright 2013 @ Bricocentro Llomgar S.L. | Aviso Legal